Home / Blog

 

 

 

Junio de 2016

El reto de aprender Ingles.

Hace unos años  el dominio de una segunda lengua era un privilegio reservado para lo sectores más exclusivos de nuestra sociedad, pues solo era útil para aquellas personas que viajaban frecuentemente fuera del país o que por razones profesionales debían mantenerse en contacto permanente con el exterior, por lo cual la oferta académica para el aprendizaje de idiomas era costosa y bastante reducida. Sin embargo las distintas revoluciones de orden político, económico y aún cultural que ha vivido el planeta, han hecho que el inglés se convierta en requisito indispensable para el  adecuado desempeño académico y laboral.

EL PROBLEMA DEL INGLÉS
Muchos padres, conocedores de la importancia de una formación académica integral y competitiva han optado por matricular a sus hijos desde los primeros grados en colegios bilingües, lo cual es una muy buena alternativa, pero también genera una exigencia adicional, niños bilingües requieren padres y madres bilingües que estén en capacidad de  apoyarles en tareas y trabajos escolares y de aclarar todo tipo de dudas e inquietudes de un pensum académico totalmente en inglés. Hoy en día, aunque una madre de familia se dedique de manera exclusiva a la loable actividad de formación de los hijos requiere la preparación que hasta hace unos años solo se exigía a un profesional que trabajase en una multinacional: El dominio del Inglés.
De acuerdo con la ley 115 de educación y con la reglamentación establecida en materia del inglés como segunda lengua, a partir del  año 2007 el conocimiento del idioma está siendo evaluado a través de las pruebas SABER 11 y SABER PRO , lo cual exige que tanto docentes como estudiantes tengan un manejo mínimo del Inglés correspondiente al nivel B1,  establecido por el Marco de Referencia Europeo. El Marco Común Europeo, o Marco de Referencia Europeo, que debe ser adoptado por todas las instituciones dedicadas a la enseñanza del inglés, busca básicamente instaurar los estándares de calidad en la enseñanza del idioma que se aplican actualmente en la Comunidad europea, y que son internacionalmente aceptados.

LA COMPETITIVIDAD  LABORAL Y PROFESIONAL
Las distintas  universidades, en aras de generar profesionales competitivos en el mercado laboral, están exigiendo como requisito de grado  un número determinado de niveles de inglés o inclusive en algunos casos el puntaje de la prueba TOEFL, prueba que antes sólo era exigida en el momento de postular a universidades norteamericanas. La idea es que el profesional que egrese de una determinada carrera este preparado para seguir capacitándose en el exterior para, a través de estudios especializados, darle  un valor agregado a su carrera, es decir, que lo que antes era un plus, un elemento diferenciador, como lo era el dominio de una segunda lengua, es hoy en día menos que un prerrequisito para poder insertarse en el mercado laboral, y  no aspirando a un cargo ejecutivo, o gerencial, sino pretendiendo simplemente ocuparse y adquirir experiencia en un cargo operativo.

LA COMPETITIVIDAD EMPRESARIAL
De igual manera, los tratados de libre comercio y los mercados potenciales  existentes a nivel global requieren que empresarios e industriales que quieran ser competitivos deban capacitarse y capacitar su personal  en el dominio del Inglés. El ex ministro de hacienda Rudolff Hommes escribió en su columna en el diario la República, con fecha 13 de septiembre de 2004, las cualidades que requieren los nuevos profesionales colombianos para contribuir al aprovechamiento del TLC, y expresó: “Lo primero que se va  a necesitar es que hablen inglés, lo escriban correctamente y puedan comunicarse correctamente en ese idioma con facilidad. Los gringos confunden inteligencia con saber inglés y la mejor manera de abrirse puertas en Estados Unidos es hablar el idioma como si uno fuera de allá”. De esto hace más de nueve años, e increíblemente todavía existe un alto número de profesionales que no son bilingües y  que ni siquiera se han preocupado por iniciar su capacitación en el idioma.

EL RETO
La gran mayoría de colombianos no son todavía bilingües, bien sea porque no tiene tiempo para estudiar, porque tienen traumas con el idioma por experiencias anteriores y creen que es muy difícil aprenderlo, o porque consideran que este tipo de capacitación es muy costosa, sin darse cuenta que es más costoso no saber inglés, teniendo en cuenta el sinnúmero de oportunidades que se pueden perder.
Por todo lo anterior las Escuelas de Idiomas ofrecen hoy una amplia gama de opciones,  ajustadas a las necesidades de quienes quieren dominar el idioma. Si usted es una de esas personas, y se ha dado cuenta a través de estas líneas, que le llegó la hora de ser bilingüe, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. El aprendizaje del idioma empieza por perder el miedo a hablar. Siempre es mejor una institución que maneje grupos pequeños, los grupos demasiado grandes, no solo no permiten la interacción apropiada con el docente, sino que además usted se cohíbe de participar.

2. La mejor forma de prender el inglés es de la misma forma que aprendió el español. Los idiomas, cuando  se requieren  para comunicarse no se deben estudiar, se deben aprender y el aprendizaje solamente se da mediante la práctica, de lo contrario lo que usted estudie lo va a olvidar en el corto plazo porque lo adquiere por un mecanismo de simple memorización.

3. El aprendizaje de un idioma requiere de esfuerzo y dedicación. Más allá de lo que puede aprender dentro del aula de clase, el idioma debe volverse parte de su cotidianidad, para ello debe escuchar música, ver películas, leer libros y revistas y tratar de interactuar lo más que pueda con el nuevo idioma.

4. Haga uso de las TIC’s Internet también es una herramienta muy útil para practicar lo visto en clase, así mismo hay una gran cantidad de aplicaciones que puede descargar para practicar en su tiempo libre.

5. Si usted no es una persona totalmente dedicada y disciplinada descarte los cursos  de autoaprendizaje, donde le ofrecen un material para estudio en casa y tutorías eventuales. Prefiera los Curso académicos presenciales, donde se le exija la asistencia  a un mínimo de horas de clase.

6. Pero sobre  todo, recuerde que el aprendizaje depende en un 50% de usted y en un 50% de la institución. Son fundamentales su dedicación, su motivación y su interés como en cualquier proceso pedagógico.

7. Tome la decisión ya. Muchas personas se escudan en problemas de tiempo o económicos para postergar el inicio de sus estudios de inglés y solo son conscientes de la importancia del segundo idioma cuando pierden oportunidades por no dominarlo. El momento es ahora contáctenos y empiece a cambiar su futuro hoy.

Quieres que te contactemos ?

Nombre:
Teléfono:
Email: